Saltar al contenido

La Alemania del “Kaiser”, la Alemania de Beckenbauer

En el futbol siempre hay algo de que hablar hoy veremos La Alemania del “Kaiser”, la Alemania de Beckenbauer

La selección alemana es conocida tanto por su potencial como por sus títulos. A la fecha cuenta con 4 Campeonatos del Mundo y 3 Copas de Europa en su historial, cifras que muy pocas selecciones pueden igualar. Pero si hay un momento en el que recuerdas a Alemania es por su actuación en la primera mitad de la década de 1970, su principal protagonista está en la mejor alineación de todos los tiempos. Beckenbauer marcó una época, aunque sus compañeros no se quedaron atrás y formaron un equipo con el que el Kaiser ganó una Eurocopa y un Mundial.

Euro 72

En defensa de Alemania desde el 72, Frank Beckenbauer Le concedieron total libertad, al igual que sus compañeros. No desaprovechó la oportunidad y demoró un poco su puesto, creando la figura del líbero, el defensor y el atacante al mismo tiempo. Junto con Gunter Netzer formaron un equipo perfecto que apoyó al resto del equipo y les trajo el título europeo.

La Alemania del Emperador había llenado todos los puestos con especialistas. También parecía que ni siquiera tenían que mirarse el uno al otro para saber qué estaban esperando todos. Prácticamente actuaron como si no estuvieran solos y llevaron la clasificación del equipo a un nivel que no había visto antes.

En el Mundial de 1974

Dos años más tarde, el compañero de Beckenbauer ya no era el mismo a la defensiva que en el 72, aunque el equipo siguió funcionando igual de bien. Como anfitriones, los alemanes sabían que tenían que ganar, más después de ganar el euro. Los aficionados querían que su equipo viera el Mundial en casa. Y vaya que lo lograron.

Los partidos se fueron ganando hasta llegar a la final donde esperaba uno de los mejores equipos de todos los tiempos. Un rival que se merece el título, al igual que el Kaiser. Tuvieron que enfrentarse ni más ni menos que contra la naranja mecánica de Cruyff. El fútbol total sorprendió a todos y no solo infundió miedo en los cuerpos de los aficionados al golpear el marcador con un gol de penalti.

Pero el Kaiser no se rindió y llevó a su equipo a ganar 1 a 2. El resultado le valió alzar el trofeo en casa a pesar de no ser nombrado mejor jugador del torneo, que fue otorgado a Johan Cruyff. El propio Beckenbauer reconocía en ocasiones que su rival era el más influyente de su época, “aunque yo soy campeón del mundo”, enfatizó.

Euro 76

Con la campeona Vitola, la Euro 76 tenía un claro rival a batir: Alemania. Y todo indicaba que el resultado del 72 se repetiría hasta que Panenka empatara a favor de Checoslovaquia con su famoso penalti que lleva su nombre.

Aún así, esta selección es una de las más famosas de la historia. ¡Cómo me hubiera encantado verla jugando al fútbol burbuja!